La Tasa Arbitral

Por: María Grazia Roca

Il arbitraje es un método alternativo de solución de conflictos basado en la autonomía de la voluntad de las partes, mediante el cual estas acuerdan otorgar jurisdicción a uno o varios terceros imparciales para resolver sus controversias. Una de las particularidades del arbitraje radica en la existencia de gastos administrativos y honorarios de los árbitros que deben ser cubiertos por las partes. Dichos gastos se encuentran comprendidos en lo que se conoce como la Tasa Arbitral. El pago de dicha Tasa ha sido objeto de controversia al supuestamente contraponerse con el derecho a la tutela judicial efectiva en cuanto al elemento del acceso gratuito a la justicia.

 

Efectivamente, el artículo 75 de la Constitución señala que toda persona tiene derecho al acceso gratuito a la justicia y a la tutela judicial efectiva. No obstante, es la misma Constitución, en su artículo 190, la que reconoce al arbitraje como un procedimiento alternativo para la solución de conflictos, con sujeción a la ley. En este sentido, la Ley de Arbitraje y Mediación, en su artículo 40, contempla que todos los reglamentos de los diferentes centros de arbitraje tengan una tarifa de honorarios para los árbitros y la forma de pago de estos. Surge entonces la interrogante de si el pago de la Tasa Arbitral vulnera el derecho a la tutela judicial efectiva.

 

Respecto a esto, la Corte Constitucional del Ecuador ya se ha pronunciado en el precedente jurisprudencial No. 889-20-JP/21. La Corte determinó que uno de los tres elementos de la tutela judicial efectiva es el acceso a la administración de justicia, que se concreta en el derecho a la acción y el derecho a obtener una respuesta a la pretensión. El organismo explicó que el pago de una Tasa Arbitral no es un obstáculo o impedimento para el acceso a la justicia. Lo anterior se debe a que el derecho a la tutela judicial efectiva es un derecho de configuración legislativa, y han sido las mismas partes al suscribir el convenio arbitral quienes han aceptado las condiciones específicas del arbitraje, incluido el pago de la Tasa Arbitral.